4 consejos para evitar lesiones al correr

Evitar lesiones al correr

La práctica de ejercicio siempre es una muy buena costumbre que nos ayuda a evitar múltiples enfermedades. Sin embargo, si se lleva a cabo de una manera incorrecta, puede acabar fomentando la aparición de otras de las que también es conveniente librarse. Para evitar lesiones al correr es aconsejable seguir estos 4 prácticos y útiles consejos:

1- No comiences más rápido de lo que debes.

Si llevas algún tiempo sin hacer ejercicio, es importante ir subiendo la intensidad del mismo poco a poco. Si durante los primeros días quieres hacer más de lo que tu cuerpo soporta, es muy probable que dejes el ejercicio al poco tiempo. Posteriormente, volverás a intentarlo de la misma manera, y con el mismo resultado. Además, esta fórmula es una vía muy rápida de llegar a una lesión. Es mejor ir subiendo la intensidad o el kilometraje del entrenamiento de forma paulatina y sin excesos.

2- Combina días de entrenamiento intenso con otros de entrenamiento suave.

Entrenar todos los días al máximo de tu potencial no es muy buena idea si lo que se pretende es evitar lesiones al correr. Es importante combinar días de más intensidad y días de menos. De esta manera, no fuerzas demasiado la musculatura ni las articulaciones.

3- Escucha a tu cuerpo.

Si un día en el que te toca un entrenamiento más fuerte tu cuerpo te está diciendo que aún necesita descanso, hazle caso. Los músculos doloridos o la falta de energía no son buenos compañeros para realizar un entrenamiento intenso. Si no te ves con las fuerzas o la soltura suficiente para hacer un trayecto largo un día, haz un entrenamiento más suave y espera al siguiente. El objetivo es no llevar a cabo sobreesfuerzos.

4- No abandones el entrenamiento durante un tiempo.

Abandonar el entrenamiento para luego retomarlo al mes siguiente es algo muy común. Sin embargo, es lo peor que se puede hacer si la persona quiere evitar lesiones al correr. La constancia en el entrenamiento hará que la musculatura esté siempre a punto para continuar con el ritmo de carrera.

Con estos sencillos consejos para evitar lesiones al correr ya puedes ponerte las zapatillas y darlo todo en el parque. ¡Adelante!

Fotografía: Stewart Chambers

Deja un comentario