La importancia de beber agua durante el ejercicio físico

La importancia de beber agua durante el ejercicio físico

Hacer deporte de forma habitual es una rutina que puede prevenir numerosísimas enfermedades. De eso no cabe duda a estas alturas. No obstante, no beber agua durante la práctica de ejercicio físico puede convertir un hábito de lo más beneficioso en una peligrosa costumbre.

¿Sabías que podemos llegar a perder hasta dos litros de agua a la hora cuando realizamos ejercicio físico? Por ello, si no reponemos ese líquido que pierde nuestro cuerpo durante la práctica deportiva, puede producirse un nada recomendabledescenso del caudal sanguíneo, con la consiguiente pérdida de oxigenación de los músculos. Estos efectos pueden llegar a empeorar de forma considerable nuestro rendimiento deportivo y producir efectos como desorientación, calambres e, incluso, taquicardia.

¿Por qué arriesgarnos a padecer estos síntomas si podemos evitarlos con un gesto tan simple como beber agua? Es de vital importancia consumir líquido antes, durante y después del ejercicio físico si no queremos sufrir estos síntomas y mantener nuestro nivel deportivo. Para ello, debes llevar siempre una botella contigo en el momento de la práctica de ejercicio, ya sea con agua o con algún tipo de bebida isotónica. Este último tipo de bebida es especialmente importante cuando se realiza un ejercicio medianamente intenso y prolongado, pues no solo repone el líquido que pierde el organismo con la práctica deportiva, sino también sales minerales e hidratos de carbono, sustancias que mejoran la absorción de agua por parte del organismo.

Siguiendo el sencillo consejo de beber agua, el deportista queda perfectamente protegido contra los nocivos síntomas que pueda padecer en caso de no estar bien hidratado y mejora el rendimiento físico y mental durante el ejercicio.

La práctica habitual de deporte es un hábito sumamente beneficioso: evita la ansiedad y numerosas enfermedades, aumenta nuestra esperanza de vida y mejora nuestro aspecto físico. No lo tornes en un hábito perjudicial y acompáñalo de agua.

Deja un comentario