La fisioterapia neurológica trata distintas patologías debidas a una alteración del sistema nervioso central o periférico. Gracias a ella, los pacientes pueden ver mejorada de forma considerable su capacidad física, las alteraciones estructurales que pueda tener y, en consecuencia, su calidad de vida.

Accidentes cerebrovasculares
Parálisis cerebral infantil (PCI)
Espina Bífida
Hemiplejia
Diplejia
Tetraplejia
Distrofia muscular
Esclerosis múltiple
Esclerosis lateral amiotrófica (ELA)
Parkinson
Hidrocefalia
Traumatismos craneoencefálicos

La fisioterapia neurológica, además de ayudar al paciente con técnicas especializadas, también le aporta una serie de conocimientos encaminados a mejorar la realización de distintos movimientos, a controlar la postura, mejorar la marcha y la autonomía, reducir la fatiga y los temblores, etc. Todo ello ayuda no solo a mejorar la calidad de vida del paciente, sino también la de sus familiares y cuidadores.