Tras una intervención quirúrgica, así como tras un proceso de curación a causa de un traumatismo, es muy importante llevar a cabo una rehabilitación adecuada. Esa pequeña transición es fundamental para adaptar de nuevo la zona afectada a un ritmo normal en el ejercicio de sus funciones y movimiento.

Fracturas
Politraumatismos
Esguinces
Cervicalgias
Lumbalgias
Luxaciones
Cirugías

El tratamiento de traumatología y rehabilitación del paciente será completamente personalizado, ya que hay múltiples tipos de lesiones tras las que se hace necesario este posterior período de recuperación. Además, variables como la edad o el estado físico de la persona son aspectos a tener en cuenta para adaptar el proceso y conseguir así una pronta y efectiva recuperación.